beber cerveza artesana

La cerveza no sólo rehidrata, también es anti-agujetas

Desde la publicación del estudio “La idoneidad de la cerveza en la recuperación del metabolismo de los deportistas” del Dr. Manuel Castillo, los corredores tenemos menos “reparos” o “mala conciencia” al bebernos una buena cerveza al final del entrenamiento. Esas “calorías” nos saben a gloria pensando que contribuyen no sólo a la rehidratación, sino que también nos ayudan a prevenir las agujetas, según han descubierto otros investigadores de la Universidad de Barcelona.

El estudio del Dr. Castillo  recomienda el consumo inicial de agua, que se puede combinar posteriormente con una o dos cervezas, para completar la rehidratación. Se reponen líquidos, carbohidratos, electrolitos, sodio, etc.  Combinar la cerveza con unas tapas parece ser una estrategia aceptable,  una “costumbre que no perjudica al deportista siempre que no implique abuso”, como remarca el Dr. Peñas-Ruiz, investigador sobre el mismo tema en la Universidad de Swansea (Inglaterra).

Pero además de tratarse de un excelente elemento de rehidratación, la cerveza es también un elemento recuperador. Otras investigaciones, como la desarrollada por Fisiología del Ejercicio del INEFC y la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, el profesor Joan Ramón Barbany, confirman que la ingesta de cerveza, gracias a su contenido en antioxidantes como los polifenoles, junto a la presencia de vitaminas E y C y determinados oligoelementos puede ser efectiva para prevenir dolores musculares, como las comúnmente denominadas “agujetas”.

El rugby descubrió los beneficios de la cerveza hace más de 100 años

rugby, cerveza y tercer tiempoEstos estudios confirman los beneficios de una de las prácticas con mayor tradición en el mundo del rugby: el tercer tiempo. El objetivo del tercer tiempo es compartir y relajar las tensiones que puedan surgir en un deporte de contacto. Los jugadores charlan, se conocen y se hacen amigos, apartan la rivalidad que existe dentro del terreno de juego para dar paso a la camaradería. No hay nada como compartir unas copas con quien te “ha  pateado el culo” una hora antes para limar asperezas.

A los efectos positivos de reconciliación psicológica del fair play, se añaden los beneficios fisiológicos ahora descubiertos: la cerveza ayuda a recuperar los músculos del enorme esfuerzo que se ha hecho durante el partido. Aunque hay quién, con la excusa de no sufrir tanto el dolor de los golpes, abusa del consumo alcohólico, y al día siguiente padece los inconvenientes de una alta ingesta de alcohol. En este sentido, el Dr. Peñas-Ruiz recuerda que el consumo de grandes cantidades de alcohol aumenta la diuresis, y retrasa así la recuperación del estado de hidratación óptimo.

 

Déjanos tu comentario

Loading Facebook Comments ...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>