iniciación cerveza artesana

Iniciación a la cerveza artesana: consejos basicos

Un día decides ir a un brewpub. Quieres probar la cerveza artesana. Puede que no lo hayas hecho nunca y no conoces mucho sobre el sector. Antes de ir al local y para evitar hacer el ridículo, te documentas.

Aquí te damos algunos consejos que nos dieron otros maestros para evitar situaciones embarazosas:

Nunca digas: Ponme una cerveza doble malta.

O probablemente el cervecero artesano no te entenderá. La doble malta es un mito inventado por las cervezas industriales. Los ingredientes de la cerveza son agua, lúpulo, levadura y malta. Las marcas industriales han disminuido la cantidad de malta utilizada y usan otros cereales sin malta para reducir costes. Las cervezas artesanas con doble malta sí llevan más malta de la habitual, pero jamas llegan a doblar la cantidad.

Nunca digas: Ponme una caña.

Mejor que la pidas en el bar de al lado. Hay una gran variedad de cervezas artesanas, más de 20 estilos clásicos. Además, la cerveza artesana utiliza productos locales que la hacen especial. Las “cañas”, en cambio, hacen referencia a cerveza industrial de barril, con más poder refrescante que calidad. Lo que sí debes saber, es que si te sirven la cerveza pichada en el barril, tendras que elegir entre media o una pinta. Las botellas, en cambio, las encontraras de 33 cl, 50 cl o 75 cl., según la marca de cerveza artesana y el origen. Y según el estilo que hayas escogido, y la calidad del local donde te la tomes, te la serviran en un u otro tipo de vaso.

El estilo de la cerveza artesana marca el vaso a utilizar.

El estilo de la cerveza artesana marca el vaso a utilizar.

Nunca digas: ¡Esta cerveza es toda espuma!

En la espuma están los matices de la cerveza que estás tomando. La espuma mantiene el aroma, se conserva mejor el gas, y además, es sinónimo de la calidad de dicha cerveza. La buena cerveza se sirve con dos dedos de espuma.

Tampoco digas: ¡Esta cerveza es muy cara!

Por supuesto que es cara. Hablamos de un producto de alta calidad, artesano elaborado de forma manual y con un perfil muy diferenciado. No llevan aditivos, ni conservantes, no abaratan los costes utilizando cereales sin maltear y poseen un proceso de gasificación natural, entre otras ventajas.

No confundas una Stout con un café irlandés

Quizás pienses que lo que está tomando el que hay a tu lado es un café irlandés, pero puede que sea realmente un Imperial Stout, es decir, una cerveza inglesa oscura con mucho alcohol. Tampoco pienses que la capa blanca que posee el producto en la parte de arriba no es tampoco la crema batida del café. ¡Es la espuma!

Finalmente, el mejor consejo

Ten muy claro que tipo de cerveza o gustos son tus favoritos, así podras guiar mejor al camarero cuando te pregunte que quires y le contestes que no has probado una cerveza artesanal en la vida. ¿Amarga, dulce, picante, con aromas florales, densa….?

Hoy empiezas un largo camino que te va a hacer disfrutar. ¡Salut! Cheers! Prost!

Déjanos tu comentario

Loading Facebook Comments ...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>