Recetas y maridaje con cerveza artesama

maridaje queso y cerveza

Maridaje, queso y cerveza

Se han puesto de moda el maridaje de queso y cerveza. Es una buena manera que han descubierto los cerveceros para acercar su producto a paladares sibaritas alejados hasta ahora de la cerveza artesana. A diferencia del  binomio vino-queso, donde los taninos presentes en el vino armonizan mal con los quesos, el maridaje de queso y cerveza abre un sin fín de espectros organolépticos mayor que el vino. Leer más

cata mejor cerveza artesana

La cata de la cerveza artesana

Para realizar una cata de una cerveza artesana correctamente, tenemos que empezar el análisis mirando su apariencia. Hay que echar un vistazo a la cerveza y observar aspectos como el color o su transparencia. De esta manera, veremos si cumple con los requisitos fundamentales para formar parte de un estilo en específico o, por el contrario, no tiene los atributos que debería. ¿Cuáles son esos atributos en los que conviene fijarse? Analicémoslo.

Transparencia de la cerveza

Un tema que trae mucho debate. Las cervezas industriales logran cierta transparencia a raíz del filtraje. Con éste se eliminan también elementos como el aroma, el sabor y el cuerpo, lo que alarga la vida del producto. No obstante, si bien hay diferentes niveles de filtraje, en el mundo artesanal no se ve con buenos ojos esta práctica. Los artesanos utilizan otras prácticas, como el Isinglass o Irish Moss. 

Las cervezas son más atractivas visualmente si son cristalinas. Sin embargo, deben tenerse en cuenta que algunos estilos de cerveza buscan todo lo contrario, como las cervezas de trigo, las Wheat Beers, que conservan una levadura disuelta que no decanta con facilidad. El cervecero quiere que el sabor y el aroma sean completamente perceptibles.

Si queremos analizar la transparencia de una cerveza, debemos alzarla y mirarla a la luz para ver en qué punto se encuentra entre la cristalinidad y la turbidez.

Color de la cerveza

Siempre nos fijamos en la tonalidad de la cerveza cuando la tenemos delante de nosotros. Ésta depende de la clase malta que se ha utilizado y su temperatura de secado. Las maltas base como Pilsner y Pale Ale permiten conseguir una cerveza pálida, mientras que la negra o chocolate dan lugar a una cerveza oscura, de un sabor tostado. Es el caso de la Porter o Stout. Los ingredientes adicionales también pueden influir en el color. Los colores pueden ser dorado, rojo, ámbar o marrón. En España estamos acostumbrados al amarillento de las cervezas Pilsners y al negro de la Guiness.

La espuma de la cerveza 

Puede ser de distintos tipos: espesa, cremosa, compacta, ligera o densa. Se buscan normalmente capas de espuma compactas, que no se deshagan si sobresalen del vaso. Poca espuma no significa necesariamente mala calidad. Es bueno que la espuma marque el vaso con un rastro. A la postre, dependerá de los ingredientes y de la calidad.

También importa mucho la persistencia de la espuma. Si es excesiva, resulta negativa. Pero si no tiene espuma, falta algo. Generalmente, el trigo produce capas más duraderas que la cebada. Los Stout tienen espumas persistentes. Las Pilsan, en cambio, tienen una conservación media y las Bitter Ale una espuma de poca persistencia.

Vivacidad de la cerveza

Depende del desprendimiento del gas en el vaso. Para apreciar este punto, basta con tomar una Pale Ale (que tienen poco gas) y una de trigo (con más gas) y comparar su grado de desprendimiento.

 

maridaje cerveza artesana

El maridaje de la cerveza artesana

A menudo, cuando un establecimiento de restauración  hace una guía de maridaje se basa siempre primero en sus recetas y luego  busca un vino o cerveza que le vaya bien. Sin embargo en un maridaje de cerveza artesana, sería muy interesante hacer el proceso inverso, es decir elegir las cervezas artesanas y pensar qué alimentos combinan mejor con ellas. Es lo que vamos a intentar hacer en este post. Veamos primero en grandes los principales estilos de cerveza artesana y cuáles son sus características básicas. Leer más

conservar cerveza artesana

Cómo conservar la mejor cerveza artesana

No siempre que se compra o se consume una cerveza artesana ésta se encuentra en su mejor momento.  El problema principal procede de la luz y el calor, ya que pueden perjudicar al producto elaborado desde que sale de la fábrica hasta que lo ingerimos. A continuación te explicamos cómo conservar la cerveza artesana para que cuando te la bebas, ésta mantenga sus aromas. Leer más

bodega cerveza artesana

Consejos para crear tu bodega de cervezas artesanas

Dentro del mundo de la cerveza, algunas personas se dedican a crear su bodega de cervezas artesanas, dejandolas  envejecer para ver su evolución y carácter. Los belgas son los que más fama tienen en esto. Tenemos el ejemplo del famoso bar Kulminator en Amberes, con una carta de cervezas vintage de gran valía, así como otros muchos templos de la cerveza que han apostado por crear su bodega de cervezas artesanas.

Estilos de cerveza más recomendados

Entre los estilos que más se recomienda para envejecer tenemos:

No hay que incluir en esta lista las cervezas de baja fermentación, las  Ale, ni las cervezas muy lupulizadas, como es el caso de IPA, APA… Tampoco seria apropiado almacenar todas aquellas cervezas que se recomienda tomar frescas después de 3 o 6 meses de envasado, aunque todo es experiementar. Una cerveza artesana “caducada” nunca te va a sentar mal, sólo la vas a notar muy diferente de su versión “fresca”.

Cómo envejecer tu propia cerveza:

Unos consejos si  tras comprar cerveza artesana, has decidido dejar envejecer algunas de las botellas:

  • Aguántate las ganas de beber cerveza y consérvalas almacenadas. Tener cerveza fresca alternativa en la nevera ayuda a  superar la tentación.
  • Compra dos o más cervezas de la misma clase. Especialmente si son de tirada limitada. Anota las características de cada una y así al cabo de un año las podrás comparar.
  • Todas las botellas de cerveza deben almacenarse erguidas, no tumbadas. Tanto las que son de corcho como de chapa o tapón corona. Fabricantes como Chimay recomiendan siempre la posición vertical.
  • Debes almacenarla en un lugar fresco, donde la cerveza no esté en contacto con el calor o la luz. La luz puede generar el “skunk”, un sabor desagradable derivado del deterioro del lúpulo. La temperatura recomendable es entre 10 y 12 º C para las estándar. Las cervezas ligeras, entre 7 y 10ºC y las fuertes entre 12 y 15º. Cuanto más alcohol, más calor.

Con esto ya tienes algunas recomendaciones para hacer tu armario cervecero, en Beer Delux te recomendamos que almacenes y dejes envejecer la Kabuto de Hort del Barret, o las lambic de Biir. Ten paciencia y espera a ver qué sale. Unas envejecen en 1 año y otras podrán necesitar 25 o más.

En lo que se refiere a las cervezas artesanas que hay que tomar frescas, o sea, recién elaboradas (por ejemplo, IPA, Pale Ale, Lager, APA, Pilsner): no las guardes a la temperatura ambiente. Esto genera que se produzca un deterioro de la cerveza. Es necesario prestar mucho ojo en las estaciones de calor. Mételas en la nevera para que no haya problemas, tal como hacemos nosotros con todas las botellas de la tienda online de cerveza.

Por último, ten en cuenta que no es aconsejable servir la cerveza demasiado fría. En el caso de que tu bodega enfríe demasiado la cerveza, procura atemperarla un poco antes de tomarla para poder disfrutar al máximo su sabor y carácter.

 

cata mejor cerveza artesana

La cata de la cerveza artesana

En ocasiones desconocemos cómo probar o qué encontrar en las cervezas artesanas que tenemos delante. Nos impulsa la curiosidad por sacarle el máximo partido a la degustación y encontrar lo que nos puede transmitir. Sin embargo, muchas de las personas que se inician en la cata de la cerveza artesana desconocen cuál es el proceso para ser capaz de apreciar e identificar los aromas e ingredientes de una buena cerveza artesana. Leer más

Tienda cerveza artesana flor de llupol

Flor de Llúpol: un año cerv_evangelizando Sant Andreu

Ejercen de evangelizadores la cerveza artesana en el eje comercial del barrio de Sant Andreu, en Barcelona, donde decidieron instalar Flor de Llúpol hace hoy un año. Lorena Bazán y Juanjo Figueroa decidieron convertir la afición por la cata de cerveza en su profesión y su futuro. Como en muchos otros casos, la crisis económica ejerció de impulsor de este par de emprendedores, contable, él, secretaria de dirección, ella.

Flor de Llúpol es una tienda de cerveza pero  también  un espacio de degustación, situado al final del local, donde periódicamente organizan catas y maridajes. A las 200 referencias nacionales y de importación que venden en botella, se añaden 4 tiradores, numerados y donde la cerveza se etiqueta únicamente por su nombre, evitan añadir la marca de la micro cervecera que la fabrica “para que la gente no tenga una idea preconcebida”, nos explica Lorena. Ambos son habituales en las degustaciones y presentaciones de cervezas artesanas que se hacen en Barcelona.

Presentacion de las cervezas lambic de Biir con Gunther Bensch

Presentacion de las cervezas lambic de Biir con Gunther Bensch

Lorena, el alma comercial del proyecto, se define fan de las negras, por su grado de alcohol,  mientras que Juanjo se decanta por las IPAS. Dos estilos, una único propósito: “queremos que la gente del barrio conozca y eduque el paladar en lo que se refiere a la cerveza artesana”. De hecho al nombre del espacio cervecero, Flor de Llúpol (flor de lúpulo), es la síntesis de su filosofía: el lúpulo como referencia a la cerveza, y la flor, como algo delicado y único.

Su afición por la cerveza artesana empezó hace 6 años en el bar 4 Pedres de Badalona, le siguieron cursos de cata, maridajes y viajes por la Europa cervecera: Bélgica, Inglaterra,  Alemania, Holanda y Francia. De hecho, de un reciente viaje a Bruselas nació la relación con Guther Bensch, maestro cervecero, quien la semana pasada presentó las primeras cervezas lambic elaboradas en España, la  BIIR Oude Gueuze 4B – Lambic Series 2014 y BIIR Sweet-sour – Red Series 2014, que junto con la BIIR White IPA sólo se venden en Bélgica y Barcelona.

Des de hace un año, la cerveza artesana y sus aficionados han ganado más metros cuadrados en la ciudad condal. Muchas felicidades Lorena y Juanjo, os deseamos un largo éxito.

los defectos de la cerveza artesana

Olor a pies y otros defectos de la cerveza artesana

Hay cervezas artesanas que huelen a pies. Otras que parece que hayan corrido una maratón, por el olor a sudor que desprenden. Incluso quien haya pasado por la maternidad o la paternidad, o trabaje en una guardería, va a reconocer el olor a las deposiciones de un bebé. Estos olores son defectos de la cerveza, producidos por un problema de contaminación, oxidación o mala conservación. Y es que la cerveza es más delicada de lo que se cree.

Sólo los expertos en cata de cervezas pueden distinguir si una cerveza tiene alguna de estas propiedades “organolépticas no deseadas”, como las define Susana Giner, de 2D2dspuma, “la degustación es un proceso sensorial subjetivo. Un rasgo que nos puede molestar a nosotros le resultará agradable al otro”, explica esta experta en cervezas. “Por otro lado, las recetas, los ingredientes y los procedimientos son tan variados que algunas características pueden considerarse defectos en unos estilos mientras que son aceptables o incluso apropiados y deseables en otros”.

Aspectos tan aparentemente insignificantes en la selección de ingredientes, en el proceso de elaboración, en la maduración, en el almacenamiento o en el transporte pueden alterar seriamente las características de la cerveza provocando defectos a menudo irreversibles. Por ello es muy importante que tanto productores de cerveza artesana como todo profesional del sector sean capaces de detectarlos y de identificarlos.

Ilustración de Diego Cáceres

Ilustración de Diego Cáceres

Hace nueve meses que en 2D2dspuma, multiespacio cervecero de referencia en Barcelona, guardan toda aquella cerveza que presente algún defecto. Es la materia prima del curso “Cata de defectos de la cerveza” que organizan periódicamente. Tras cinco ediciones, se ha convertido en una formación de referencie e imprescindible para todo aquel que quiera profundizar en el mundo de la cerveza artesana.

En la primera edición del curso tuvimos asistieron elaboradores de varias micro cervecerías españolas, lo cual nos sorprendió por el interés y las ganas de mejorar el producto”, nos explica Susana, quien ya tiene preparadas las muestras para la cata a ciegas del próximo curso de defectos “no deseados” de la cerveza.

A lo largo de dos sesiones y con las explicaciones expertas de Albert Barrachina, juez internacional del European Beer Star, los alumnos aprenden a identificar el defecto, describirlo desde un punto de vista organoléptico, señalar el motivo y saber cómo solucionarlo. De hecho, se aborda parte del  temario del curso para obtener la certificación de juez de cerveza (la Beer Judge Certification Program).

Se trata de un curso teórico pero también eminentemente práctico con producto y defectos reales. “A diferencia de otros cursos similares, que utilizan sólo un kit de olores, nosotros realizamos también una cata a ciegas con productos reales”, amplia Susana. Las cervezas “defectuosas” se sirven en jarras, para evitar la identificación del productor, y como explica Albert, “es poco habitual que una cerveza defectuosa presente una única irregularidad, normalmente se identifican de 2 a 3 defectos, lo interesante es detectar los motivos”.

Las irregularidades en la cerveza se perciben principalmente en el aroma, sin embargo no hay que tener una naríz privilegiada que discrimine infinidad de aromas y sabores. Como repite incansablemente Albert Barrachina, “hay que entrenar la nariz diariamente, para que a base de repetición, el cerebro sea capaz de identificar un aroma”.

¿Tienes la naríz preparada para detectar olor a aceitunas negras, azufre, verduras cocidas, huevos podridos, sabor a tornillos, mantequilla rancia, olor a hospital, vinagre, olor a humedad, queso azul…?  Todo esto puede estar dentro de una cerveza.