cervezas artesanas Menduiña

Cervezas Menduiña, cervezas gallegas contra viento y marea

Elaboran “cervexa galega artesá” y saben muy bien hacia donde van: calidad, producciones limitadas, elaboración eco sostenible y materias primas locales. En  Adegas Menduiña, pioneros en la elaboración de cervezas artesanas en  Galicia,  reivindican el origen y la calidad de su producto, a pesar que desde la Xunta de Galicia se les ha interpuesto un requerimiento, por fraude en el etiquetado, para que dejen de utilizar los términos “artesano” y “gallego”. Y es que, esta pequeña micro cervecera de Cangas do Morrazo (Pontevedra) además del lidiar con el muro de un consumidor muy tradicional, tiene que batallar también contra los persistentes rayos estelares de la cerveza industrial de Galicia.

Desde la Xunta no quieren reconocer que el principal elemento de elaboración de la cerveza, entre un 80 y 90%%, es el agua, y nosotros tenemos la suerte de poder utilizar el agua del municipio, una agua blanda excelente para la elaboración de cerveza”,  nos explica Berte Fernández, copropietario de Adegas Menduiña. La presión desde la Xunta es constante. “La inspectora  nos insiste en que hagamos como el resto de micro cervecerías, que ante la amenaza de una multa de 2000€ han dejado de etiquetar sus productos como “cerveza artesanal de Galicia”, añade Valeria Effitimoff, la otra mitad de esta micro cervecería, y añade “no nos vamos a rendir, elaboramos un producto como mínimo 75% gallego, y además de incorporar materias primas locales como miel, algas de la ría o madera de carvallo, hemos empezado a cultivar nuestro propio lúpulo”.

El tema está ahora en manos de su abogado, quien va a interponer un recurso. Continúan la lucha solos, sin el apoyo de los otros 11 productores gallegos, que en el caso de una sentencia favorable, se beneficiaran del fallo sin levantar un dedo. Si algo tienen en Adegas Menduiña es compromiso y respeto con la tierra.

Compromiso con la calidad y el medio ambiente

Adegas Menduiña son quizás la primera micro cervecera peninsular 80% eco sostenible. Construyeron la planta pensando en respetar al máximo el medio ambiente y a la vez conseguir la mejor calidad del producto. Las instalaciones están en parte bajo tierra, así se evitan tener una cámara de frío y pueden trabajar y mantener el producto en bajas temperaturas. Todas  sus variedades maduran en tanque a baja temperatura el triple de tiempo que cualquier otra artesana y seis veces más que cualquier marca industrial. Las lagers maduran entre 2 y 3 grados, mientras que las Ale lo hacen entre 5 y 6 grados. “Es la manera más tradicional de evitar el filtrado, así consigues una cerveza más estable y fina”, comenta Valeria.

Sus instalaciones tienen capacidad para elaborar 30.000 litros al año – el año pasado vendieron unos 10.000 litros de cerveza. Concentran la producción en los meses de invierno., para dedicarse a la promoción y comercialización el resto del año. Han mecanizado todo lo que han podido, para poder asumir ellos dos toda la producción. Además aprovechar las buenas temperaturas de la zona,  no han de tratar excesivamente el agua de la zona,  una agua blanda, que tras un filtrado del cloro y de impurezas, utilizan sin otro tratamiento, y consiguen dotar de personalidad gallega a sus productos.

La sala de fermentación está dotada de cinco unitanks de mil litros de capacidad cada uno, con temperatura independiente, para poder tener un control absoluto en las recetas.  Utilizan la energía producida por la biomasa y los paneles solares. Gracias a su sistema de recopilación de aguas pluviales, pueden reutilizarlas para el enfriamiento de los tanques, y los desechos de malta los derivan a productores agrícolas y ganaderos que los utilizan como abono y pienso para los animales. “Todo siempre, bajo un riguroso control de la Xunta”, puntualiza Valeria.

Acaban de iniciar un pequeño cultivo de lúpulo en los terrenos que tienen al lado del riachuelo, lúpulo fresco que van a incorporar en el futuro en alguna de sus recetas. Sera el primer lúpulo con denominación de origen gallego, lo reconozcan o no las autoridades.

Un proyecto que se inició en la Patagonia

Los orígenes de cervezas Menduiña son verdaderamente gallegos, no solo por su vinculación territorial, familiar o etimología onomástica – Menduiña es el apellido de la abuela paterna de Berte y corresponde a la aldea de su origen familiar-, sino porque nacieron de una historia de emigración. Berte  trabajaba en la industria pesquera y la empresa lo destinó a Patagonia. Allí conoció a Valeria, una argentina con apellido de orígen búlgaro, que acompañó a Berte en su viaje de vuelta. En el 2008 tomaron la alternativa y cambiaron el sector pesquero por el cervecil e iniciaron las obras de construcción de su planta. Berte hacía años que elaboraba cerveza en casa, se habia formado en el extranjero, y ya sabía qué recetas iban a funcionar bien. Las primeras cervezas se empezaron a comercializar en el 2011, “queríamos asegurar la calidad del producto”.

Berte y Valeria de Adegas Menduiña

Empezaron con la fabricación de cervezas básicas, “algo parecido a la cerveza industrial que consumen aquí”, explica Berte. Y así elaboraron un par de rubias, Barda  una Pale Ale y la Loira,  una Lager, un estilo nada habitual entre las micro cerveceras españolas,  un proceso más laborioso y más costoso. ”Al principio cuando la gente veía las botellas se reía, decían cerveza de Cangas, qué gracia” dice Valeria, “poco a poco hemos ido explicando que es esto de la cerveza artesana y adaptamos la producción a los gustos gallegos”. Al elaborar pequeñas producciones, el 90% de sus cervezas se venden en Galicia, y sólo un 10% llega al resto de la península, la mayoría a Barcelona, desde donde 2D2Dspuma hace la distribución a profesionales.

“Cuando elaboramos la Demo Neghro, nuestra Extra Stout, pensé que la gente no la iba a querer, pero para mi sorpresa, triunfó. Los gallegos son más de cervezas fuertes, por eso pensamos antes en elaborar una barley wine que una IPA”, nos comenta Valeria, “el gallego es un mercado más lento, en Madrid o Cataluña el público tiene un gusto algo más avanzado y piden experiencias diferentes”.  Por ello, el año pasado elaboraron junto a L’Anjub de Tarragona una IPA, amarga y seca, que se vendió muy bien en esas dos zonas.

Tras un boom en el 2012, actualmente en Galicia hay 11 productores de cerveza artesana en Galicia, la mayoría concentrados en la zona de Ourense, con tradición vitivinícola. Pero según Berte “todavía falta mucha cultura cervecera. Ya pasó con el vino, pero con el vino se tiene más miramiento, aquí a la cerveza no se la cuida”.

Las cervexas artesanas gallegas Menduiña

Cervezas Menduiña  producen 7 estilos diferentes, agrupados en dos gamas.

En la gama clásica encontramos:

  • Loira: una rye lager, 6% alc., 27 IBU,  elaborada con maltas pilsner, centeno, algas gallegas y levadura de baja fermentación. Color dorado brillante con una suntuosa capa de espuma blanca. Perfil maltoso, de cuerpo medio y redonda en boca. Sutil amargor de lúpulos nobles y final seco. Excelente para acompañar sushi, quesos suaves, encurtidos y carnes blancas.
  • Barda: una Pale Ale, 5% alc., 32 IBU, color cobre claro, burbuja pequeña y carbonatación moderada. Perfil aromático, paladar afrutado y largo final amargo, aportado por la carga extra de lúpulos seleccionados. Fácil de beber, equilibra ahumados, carnes marinadas, de caza o cordero, setas y verduras grilladas.
  • Duir: una Extra Special Bitter, 5`8 % alc. , 40 IBU Seductor color bermellón con corona de espuma blanca. Pleno sabor a maltas dulces balanceado inmediatamente después con lúpulos aromáticos. Final seco y tostado. Marida con pescado azul, patés, embutidos y quesos ahumados.
  • Corma: una stout, 4’7 %  alc., 37 IBU , color oscuro con destellos rubí e persistente espuma cremosa. Perfil torrefacto con notas de cacao y café. Sedosa en boca, cuerpo cremoso y final amargo. Ideal con queso azul, centolla, ostras o carne de res asada.

En la gama oscura, tienes:

  • Demo Neghro: una extra stout, 6’5% alc , 75 IBU, negra con reflejos caoba, coronada con una espuma beige de duración media.  En nariz predominan aromas a cacao amargo, café y miel. Intensa, sabor a malta tostada con un punto ahumado y licoroso. Destacada presencia de lúpulo que aporta un matiz yerbal. Amargor medio – alto, final largo y seco. Marida con chocolate amargo, frutos secos y postres.
  • Santa Compaña: una barley wine, 9’5 %  alc, 85 IBU, cerveza elaborada con siete tipos de maltas, tres lúpulos y miel. Madurada con madera de roble. En nariz predominan aromas dulces, miel, maltas torrefactas y madera. La entrada en boca es afrutada, en paladar robusta, licorosa, de baja carbonatación, con un final largo y persistente. Marida con quesos, frutos del bosque, postres y carnes rojas.
  • María Soliña: una smoked brown lager, 7%alc., 25 IBU, inspirada en las cervezas tradicionales bávaras. Con cebada, trigo, centeno y avena. Contraste del dulzor de las maltas y el ahumado, final seco y ahumado. Acompaña muy bien platos a la brasa, especialmente con aliños ácidos como mostaza. Ideal con quesos y embutidos ahumados.

Además de incorporar ingredientes locales, los nombres y las etiquetas de las Menduiña quieren recoger también toda la tradición gallega. De ahí la utilización de nombres en galaico-portugués como Demo Neghro;  María Soliña, cuyo nombre hace homenaje a una mujer gallega quemada hace 400 años por la Inquisición bajo la acusación de bruja, o Santa Compaña , figura mitológica gallega, que hace referencia a la comitiva de almas en pena que vagan durante la noche .

Si todavía no te hemos convencido para que pruebas alguna de las cervezas Menduiña, quizás lo hagas tras ver como cuidan su elaboración:

 

Déjanos tu comentario

Loading Facebook Comments ...
1 comentario

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>